Un trenet antiguo con asientos de madera se expone junto a la estación Pont de Fusta

Un Trenet antiguo de la antigua línea de trenet València-Llíria, con asientos de madera, de color verde en la explanada de la estación de Pont de Fusta preside una exposición para conmemorar el 30 aniversario del Metro en Valencia, el 1 de enero de 1987 empezó a funcionar uniendo la capital con poblaciones como Mislata, Torrent o l’Eliana.

En el vestíbulo de la antigua estación la exposición “Del Trenet a FGV” donde podemos ver cómo han evolucionado los vehículos, los talleres, los maquinistas, interventores, etc. Con el paso de los años se ha consolidado como un servicio público de transporte sostenible que ha transformado la ciudad, potenciando el papel del peatón y un transporte no contaminante.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha destacado que “se abrió el camino a una nueva forma de desplazarse por la ciudad cuando el trenet se hizo urbano” y se abrieron nuevas líneas, Ribó ha remarcado que “el metro y el tranvía han sumado beneficios a la vida en la ciudad de Valencia, de mejora de la conectividad entre los barrios y de la ciudad con su área metropolitana, en su contribución a una movilidad más sostenible, de comodidad, de alternativa al transporte privado, sin olvidar la regeneración urbanística que ha acompañado su expansión”.

Deja un comentario