Saltar al contenido

¿Rapar o no a los perros en verano?

    Cuando las temperaturas son altas en verano habitual ver por la calle perros graciosamente rapados y a sus dueños felices porque piensan que así sus mascotas están más fresquitas. Según informa mismascotas.es en las redes sociales no hay que rapar a las mascotas en verano porque el pelo es el principal protector de la piel y también protege al perro de un posible golpe de calor. La piel y el pelo cumplen la función de regular la temperatura corporal. Según los expertos en animales la piel y el pelo regulan la temperatura frío/calor, el jadeo del perro nos avisará si el animal padece un golpe de calor.

    mismascotas

    Al rapar el pelo en verano sometemos al animal a riesgos como golpes de calor, quemaduras por el sol o picaduras de mosquitos que transmiten enfermedades. Además el pelo rapado cuando crece lo hace de manera diferente dificultando la regulación térmica y  rapando repetidamente puede provocar alopecia, incluso un rapado excesivo puede irritar la piel y dar lugar a ronchas.

    Un bonito arreglo es la solución a los inconvenientes del pelo largo en verano, el pelo ayuda a controlar parásitos externos como pulgas o garrapatas, para que esto sea posible conviene evitar los nudos.

    Deja una respuesta