Consejos prácticos para dormir más fresquitos con el aire acondicionado y que no se inflame la garganta

En verano hace mucho calor y nos cuesta más dormir, la temperatura ideal para coger el sueño suele estar entre los 22 y 24 grados. Los expertos del hospital de La Ribera Salud aconsejan no dormir con el aire acondicionado activado toda la noche. La temperatura corporal desciende notablemente mientras se duerme, por lo que la persona puede enfriarse en exceso.  

aireacondiciona

La mayoría de aparatos de aire acondicionado se pueden programar para que se pare cuando se alcance una determinada temperatura, a la hora aproximadamente se aumenta de nuevo 1º Centígrado. También es importante que el flujo de aire no se dirija directamente a la cama, recibir un flujo constante de aire durante toda la noche suele provocar que se inflame la garganta. La mayoría de aparatos de aire acondicionado tienen un botón para que las aspas varíen la dirección de salida del aire.

Otros tucos básicos para evitar poner el aire acondicionado por la noche dormir con poca ropa, colocar un ventilador, beber agua fresca, incluso darse una ducha.

Deja un comentario