MIRAVALENCIA.COM

Visitas gratuitas el 1 de mayo al monasterio de San Miguel de los Reyes

El 1 de mayo el Monasterio de San Miguel de los Reyes abre sus puertas, además de las habituales visitas de sábados y domingo. Las visitas por el edificio del Monasterio, que está declarado Bien de Interés Cultural y que es la sede de la Biblioteca Valenciana, se distribuyen en dos turnos a las 12 horas y a las 13 horas y tienen una duración de 50 minutos.

La Cripta de Germana de Foix junto a Fernando de Aragón Duque de Calabría son las zonas más visitadas del monasterio. Los guías del monasterio cuentan las transformaciones arquitectónicas del edificio a lo largo de su historia y adentran a los visitantes en el claustro sur del Monasterio, la Iglesia de San Miguel, la cripta donde se guardan los restos de Fernando de Aragón y Germana de Foix, la escalera claustral y la zona arqueológica del lado norte del Monasterio.

También se puede aprender con las tres exposiciones que en estos momentos están abiertas al público: ‘Blasco Ibáñez, un valenciano universal’, ‘¿Como se hace un libro?’ y ‘Cervantes i Shakespeare. 400 anys’. Con motivo del 150 aniversario del nacimiento del escritor Vicente Blasco Ibáñez, se puede contemplar la exposición ‘Blasco Ibáñez, un valenciano universal’. La exposición consta de 154 piezas, en su mayoría documentos de enorme valor bibliográfico e informativo, que se estructura en 13 paneles que divide la exposición en dos partes. En la primera se aborda el papel de Blasco Ibáñez en sus múltiples facetas: político, periodista, editor o autor. En la segunda, se trata el impacto de Blasco Ibáñez tanto entre sus coetáneos como en posteriores generaciones y su influencia en la novela o en el cine.

‘Cervantes i Shakespeare. 400 anys’ es una muestra dedicada a estos escritores con motivo del cuarto centenario de su muerte. Y en el claustro se exponen los paneles de ‘¿Cómo se hace un libro?’, que ha organizado la Fundació Bromera para dar a conocer el proceso de elaboración de los libros mediante ilustraciones realizadas por el artista alcoyano, Fran Parreño.

El monasterio jerónimo de San Miguel de los Reyes se levantó en el siglo XVI sobre la antigua abadía mercedaria de Sant Bernat de Rascanya, gracias al mecenazgo del Duque de Calabria, virrey de Valencia. El edificio se comenzó en 1546 por el claustro sur, siguiendo planos de Juan de Vidaña y Alonso de Covarrubias, pero poco después de la muerte de su fundador, en 1550, las obras prácticamente se paralizaron.

No se reanudaron hasta la década de 1570, ahora bajo la clara influencia de El Escorial. Al atravesar la puerta de entrada nos hallamos directamente ante la fachada de la iglesia, una fachada-retablo renacentista enmarcada por dos torres y a la que se añadieron en la parte superior columnas salomónicas barrocas. El templo se construyó en las primeras décadas del siglo XVII con una sola nave, un gran coro alto a los pies, casi tan grande como el del Escorial, y una cúpula sobre el crucero. El monasterio tiene además dos severos claustros, rodeados por galerías de arcos sólo adornados por columnas adosadas y por balaustradas en la parte superior.

Vendido tras la desamortización, estuvo a punto de ser derribado, pero el ayuntamiento lo impidió. En 1856 fue destinado a asilo, y desde 1859 a los años 50 del siglo XX sirvió como cárcel, período al que le siguió un largo abandono. Hoy, felizmente rehabilitado, es la sede de la Biblioteca Valenciana.

About author

Related Articles

Deja un comentario

Tu debes identificarte para escribir un comentario.