La historia del Salto de la Novia de Navajas, una cascada a 60 kilómetros de Valencia

El salto de la novia es un paraje natural con una cascada de 60 metros de altura a pocos minutos de la ciudad de Valencia, en el municipio de Navajas. Cuentan la historia de que antiguamente los novios antes de casarse hacían un ritual para demostrar la fertilidad en la zona más estrecha del río, allí la novia tenía que cruzar de una salto a la orilla del otro lado. Si la novia superaba este ritual era símbolo de fertilidad y si no se conseguía el matrimonio se consideraba desgraciado y la pareja rompía su compromiso.

Cuenta la historia que dos jóvenes novios acudieron llenos de alegría a demostrar ante todos el amor que se sentían, la novia tropezó y cayó al río, se vio rodeada por un remolino peligroso, el novio se tiró al agua para salvarle pero el agua se los llevó a los dos y nunca volvieron. Según cuentan los vecinos de la zona siguieron bajando al Salto de la Novia con esperanza de verlos de regreso. También dicen que cuando hay noches de luna se escuchan voces de lamentos por el valle, la cascada llora la pérdida, el río parece un manto blanco de la novia.

Deja un comentario